frases célebres

miércoles, 12 de mayo de 2010

Capítulos de la Historia Universal

Episodio IV
La leyenda del rey Arturo. Su verdadera historia.

En el capitulo anterior vimos cómo se forjaba la leyenda de este famoso rey y sus caballeros de la mesa redonda. Hoy trataremos sobre todo de dar forma a la realidad que se esconde en el mito.

¿Existió realmente el rey Arturo?
Hablábamos del siglo V, cuando Britania era un campo de batalla donde luchaban celtas britanos contra los anglosajones en una titánica lucha para dominar aquel territorio. En el sur de Inglaterra, en una colina en Sansbury, hay evidencias de la existencia de Arturo. Según los arqueólogos, es fácil saber hasta dónde llegaron los sajones invadiendo Britania en la forma de enterrar a los muertos. Hay una linea invisible donde se constata que los celtas britanos tuvieron que impedir el avance de los sajones. Y aquí es donde situamos el origen de la leyenda. Arturo nace, según el historiador galés Godofredo de Monmouth, en Tintagel. Al norte de la costa atlántica de Cornualles, en Inglaterra.

¿Era real la espada excalibur, que fue conseguida en un secreto estanque de mano de la Dama del Lago?
Nuevamente son los arqueólogos los que deben certificar o no este mito. Y ellos, tras miles de excavaciones y expediciones en busca de fósiles y restos arqueológicos constatan que efectivamente algo de verdad hay. Me explico, la gran mayoría de espadas de la antiguedad se han encontrado en ríos y lagos. Esto es porque en la época oscura se realizaba un rito cada vez que se moría un gran guerrero, y consistía en tirar su espada al lago como símbolo de su viaje al más allá. No es nada raro que Arturo encontrase una de estas espadas en el lago que menciona la historia.

Pero, ¿Fue Arturo un gran rey que gobernó desde Camelot, como nombra la leyenda?
En Somerset se encontró una aldea llamada curiosamente King Camel, en español significa rey camel, y el nombre de la aldea se asemeja mucho a Camelot, pero no es esta evidencia la que buscamos pues no demuestra nada. En King Camel existe una gran colina llamada Cadbury Hill con terraplenes y zanjas artificiales, señal inequívoca de haber sido la asentación de una gran fortaleza. En mil novecientos sesenta y seis, los arqueólogos descubrieron los cimientos de una gran puerta y los restos de una ciclóplea muralla. Pero aún así, eso no demuestra que sea del siglo V, por lo tanto no sabemos si pertenecía a Arturo. La mejor forma de datar unos descubrimientos arqueológicos es a través de restos de cerámica. Se encontraron restos de jarras de cerámica de la alta alcurnia de la época oscura. Las piezas databan por lo tanto del siglo V.
¿Pero se trataba de la fortaleza de un rey, o símplemente la residencia de un noble?
Los cimientos encontrados, junto a la extensión de los restos de muralla, demostraban que aquello había sido la fortaleza de un rey, pues se hubiera necesitado más de ochocientos hombres para defender la fortaleza de Cadbury, teniendo en cuenta que la media de las guarniciones de esa época no sobrepasaba nunca los cien hombres. Por lo que es obvio que aquello había sido el centro ligístico de un gran hombre capaz de diriguir estas cantidades de tropas.

¿Existió la famosa mesa redonda donde se reunían los caballeros guerreros de Arturo?
En aquella fortaleza se descubrieron también restos de lo que había sido una gran sala de madera que habría medido unos dieciocho metros de largo por nueve de ancho. Es suficientemente grande como para albergar a Arturo y sus caballeros que bebían y comían como premio a su fidelidad al rey. Esto lo sabemos por la gran cantidad de restos de jarras de vino que se encontraron esparcidas por aquella sala. La mesa redonda nunca existió. Se sabe que por aquella época no se construían las mesas así, no tenían la suficientes erramientas para hacerlo. Lo de la mesa redonda se trataba más bien de una metáfora para denominar el vínculo existente entre esos hombres. Era el símbolo de "Hermandad e igualdad".

Pero si según todo lo que se ha probado existió realmente el rey Arturo, ¿Por qué no suele aparecer en los documentos de la época?
Jeffrey Hash, historiador y uno de los mayores artúricos del mundo, se embarcó en una gran investigación para descubrir este agujero negro en la historia. Encontró un extraño documento del siglo VI "La historia gótica", que cuenta la historia de un rey que gobernó en el siglo V. Alguien con vínculos cercanos al imperio romano de esa época. Alguien conocido como Riotimus, que es la expresión latina de rey supremo. Lo curioso es que todo en "la historia gótica" es vinculable a la historia del rey Arturo. Por lo tanto podemos hubicarlo en la historia con este escrito que hace referencia al rey supremo del siglo V.

El rey Arturo fue enterrado en una barca en la isla de Ávalon. ¿Existe esta isla?
Ávalon como tal no existe, pero restos de una barca se ha encontrado en la colina de Glastonbury. Pudo haber parecido una isla cuando en la antiguedad se hubiera inundado los alrededores de esta colina. En la base de la colina, en las ruinas de una abadía, los monjes dijeron que se encontraron una barca con una cruz que decia: "Aquí yace el rey Artuto con su reina Ginebra en la isla de Ávalon". Encontraron también dos cuerpos. Junto al cuerpo de una mujer, hallaron el cuerpo de un hombre bastante alto con el craneo dañado. Recordemos que Arturo fue alcanzado en la cabeza por la espada de su enemigo en su última batalla.
Pero desgraciadamente el rey Enrique VIII destruyó la abadía y todos los hallazgos que habían en ella. Lo único que queda en pie es una placa que señala la tumba donde se hallaron los huesos del rey Arturo.

Hay desde luego suficientes pruebas para creer que existió un gran rey en el siglo V que fue un gran monarca que supo detener la invasión de los sajones. Su nombre realmente no importa demasiado, pero si queremos podemos decir que fue el rey Arturo de Camelot. En este caso historia y leyenda se dan la mano hasta fundirse un claro giño hacia los curiosos y los soñadores.