frases célebres

lunes, 3 de mayo de 2010

La realidad no existe


Según una entrevista entre Eduardo Punset y el neurobiólogo Ranulfo Romo, vivimos en el pasado. O sea, que la realidad que creemos ver, no existe. Sin nuestro cerebro, no existe el mundo ni el universo. Indudablemente existe una realidad física, comenta Romo, pero la realidad que vemos cada uno de nosotros está generada por nuestro cerebro.

A través de los órganos sensitivos se canaliza información del exterior, esta información es enviada al cerebro y allí se amplifica por el mecanismo de representaciones neuronales. En otras palabras, cuando tú estás mirando algo, unos árboles, una silla, una persona, crees verlas tridimensionalmente, pero en realidad tus ojos lo que perciben es una imagen plana que trasladada al cerebro éste se encarga de darle forma. Según el neurobiólogo, se ha descubierto una proteína en la retina del ojo que tan sólo es capaz de percibir tres colores; el rojo, el azul y el verde. Por lo tanto es imposible que exista el plata, el oro o el marrón. En el caso de los colores, la energía luminosa es absorbida por esta proteína, la codifican y luego la pasan a las neuronas que están en la retina del ojo y de ahí pasan en forma de chispitas eléctricas que van por los circuitos cerebrales hasta la corteza visual. Todo esto pasa, como es lógico, en milésimas de segundos, y al final tenemos la imagen que ha generado tu cerebro, no la real. Ocurre lo mismo con la información recogida con cada uno de los órganos de los sentidos.

Y los últimos descubrimientos indican que vivimos en un eterno pasado. Sin la memoria no seríamos conscientes del mundo que nos rodea. Toda nuestra vida está basada en la recreación de la realidad a través de recuerdos. Son los recuerdos los que nos indican si alguien es buena persona, es nuestro hermano o nuestra amante. Punset le preguntó acertadamente lo siguiente... ¿Cuando no tenemos precedentes archivados en la memoria, quién la sustituye? y Romo responde que la imaginación y asociación de ideas. Osea, que el cerebro tiene la capacidad de cubrir la carencia del recuerdo con la transformación de experiencias que completa la información incompleta.

Como conclusión termina diciendo que presupone que el ser humano jamás podrá entenderse a sí mismo, ya que sería el cerebro intentando entender al cerebro. Y esto lo cree porque está convencido que el cerebro nos engaña constantemente en beneficio de la perpetuidad de la especie que lo creó; el homo sapiens.

Es muy interesante la entrevista pero, ¿Qué es lo que realmente nos quiere decir? ¿Que estamos viviendo una realidad virtual como los personajes de la famosa película Matrix? ¿O que el cerebro nos engaña como individuo para beneficiar a la especie? Y en tal caso, ¿Entonces somos las marionetas de una especie que se empeña en sobrevivir a toda costa? Dejo que cada cual saque sus propias conclusiones.

1 comentario:

colga69 dijo...

Es bastante interesante el artículo de hoy. Nos hace pensar mucho sobre nuestra mente y la realidad (si es que ésta existe).
Cada persona es diferente, unas son más rápidas, otras más inteligentes, otras más egoistas...Por lo que supongo que tambien habrán diferencias en la velocidad con que el cerebro manda las órdenes a la córnea. Entonces; al variar la velocidad, ¿también varia el resultado? o sea, al llegarme a mi la información antes o después que a mi compañero, ¿lo vemos diferente?. Si es así,¿cada uno tenemos nuestra propia realidad?