frases célebres

jueves, 8 de abril de 2010

Buscando la libertad


Pasada la primera década del siglo XXI, nuestra inteligencia no sólo no nos funciona adecuadamente sino que se ha atrofiado de no usarla. Resulta que sabemos hacer pisos de un kilómetro de alto, sabemos curar cada vez más enfermedades, sabemos componer una espléndida sinfonía o una bella canción acompañada de los más diversos instrumentos musicales, sabemos escribir emocionantes y complejas obras de arte, tenemos el poder absoluto sobre el resto de los seres vivos y además hasta sabemos clonar la vida. Pero de lo que no somos capaces es de ser libres. Creemos que eso de la libertad es hacer lo que a uno le viene en gana, pero lo cierto es que son muy pocos los que la distinguen. Me refiero a esa libertad de poder elegir sin por ello estorbar, manipular o dañar a otros que ejercen también su propia libertad. Hemos perdido la capacidad de optar por las cosas que más nos conviene, porque nuestra impuesta y manipuladora sociedad piensa por nosotros y es ella la que nos dice nuestras conveniencias. Pero por mano del demonio resulta que lo que le conviene a la sociedad, no tiene porqué ser lo que te conviene a tí, !Só lerdo! Resulta que los intereses de nuestra sociedad no tienen por qué ser los tuyos. Y resulta que si ella toma una serie de medidas para promocionar según qué sectores para cubrir sus intereses, imbécil de mi alma, no seas tan necio de obedecer ciegamente a una impuesta sociedad que no es la tuya.

Por ejemplo;
A la sociedad se le antoja modernizarse para estar en el top de Europa, pero eso conlleva grandes gastos de dinero, además del público, y tendrá que sacárselo a quien pueda. ¿Qué quiere decir eso? Pues que se inventará el tabaco como consumo de lujo, poniéndole un alto coste de impuestos y gravámenes, pero eso lo compensará con unos ingredientes de alto contenido en sustancias altamente adictivas y grandes campañas de publicidad con mensajes subliminales que nos digan: "Corre estúpido y cómpralo sino quieres que te confundan con una nenaza". Y estamos rodeados de mensajes subliminales que nos dicen qué comer, qué beber, qué fumar, qué votar, con qué follar, o cómo tengo que hacer la declaración de la renta.

¿Ahora sigues pensando que realmente somos libres?
Pero no, no le hecho toda la culpa a la sociedad. Nosotros los seres humanos somos tontos de naturaleza propia. ¿Y si no cómo te explicas que la inmensa mayoría de la población esté gorda para explotar, y siga comiendo como si fuese el fin del mundo? Porque eso no lo hace ningún otro animal, a excepción de los peces que también se las trae. ¿Cómo te explicas que echemos tanta mierda al único lugar que tenemos para vivir? ¿Dónde nos iremos luego a Marte? ¿Existe otro animal que se suicide? Al parecer, además de nosotros, los únicos que también se suicidan son las ballenas, aunque aún no se saben las causas.

La verdad es que para vivir como vivimos, bien pudiéramos haber nacidos gorilas normales. Al menos ellos viven una vida más coherente que nosotros los evolucionados.

1 comentario:

colga69 dijo...

Hace unos años teníamos las cosas muy bien, habia trabajo para todo el mundo, no nos faltaba de nada; es por eso que nos acostumbramos a tener dos coches en casa, un ordenador para cada uno, un televisor de plasma etc, etc. Si mi vecino lo tiene, yo por qué no? y no nos dabamos cuenta que nosotros solitos nos ibamos encerrando en esa jaula en la que tenemos un gran televisor, un buen coche (que ahora nos vemos y deseamos para mantenerlo)...... y todas las comodidades que puedan haber. Todo eso para qué, ¿es que no es mejor en lugar de ver un paisaje en un plasma irte al campo por la tarde y disfrutarlo con sus olores?, ¿no es mejor en lugar de un buen coche uno mas pequeñito que podamos mantener y que nos lleve a ese campo por la tarde?. Parece que nos hemos acostumbrado a la jaula o no nos damos cuenta que para salir de ella tenemos que desacernos de muchas cosas materiales que las queremos como si fueran parte de nuestra vida, y ahi esta nuestra equivocacion, una cosa es que nosotros lo tomemos como parte nuestra y otra que lo sea. ¿Sabeis que se puede ser inmensamente feliz sin un puto duro? Solo tienes que saber mantener la puerta de tu jaula abierta. INTENTALO